Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, aceptas el uso de las cookies en tu dispositivo tal y como se describe en nuestra Política de Cookies.
Reservar ahora
  • 32755608

Nuestra Historia

[justify]Era el año 1879, durante la segunda migración de italianos a la Selva Central, llegan cargados de ilusiones y ganas de trabajar Silvestro Tremolada, María Luigia Canenaghi y sus tres hijos Paolo, Ana y Rosa.

Venían con la idea de hacer agricultura y ganar mucho dinero para regresar luego a su querida Lombardía, sumida en esos momentos en una gran crisis después de la guerra de Unificación Italiana.

Llegan Al Callao y tras cruzar los Andes Centrales, luego de un duro y largo viaje, su idea original cambiaría para siempre al atravesar por primera vez el Abra de Carpapata y tener ante sus ojos la magnificencia de la Selva Alta. ¡Quedaron fascinados! Fascinación que los hizo sentirse en ese instante parte de esa hermosa tierra y la hicieron suya para siempre. El dicho más común del Bisabuelo para expresar este cariño era " el que no la lleva en la sangre la lleva en el espíritu"

El Gobierno del Perú entrega a la familia Tremolada dos predios ubicados en lo que hoy es Pampa del Carmen: La Garibaldi y San José, lugar donde se asientan originalmente. Aquí nacerán sus dos últimos hijos Félix y Antonio (1879). Posteriormente Silvestro comprara los terrenos de La Palma y Monterrico, haciendas ubicadas en la Quebrada del Carmen

En el año 1892 fallece María Luigia a la edad de 41 años. Silvestro queda solo con sus hijos a los que cría con dificultad pues nunca se volvió a casar.

Corría el año 1903 cuando muere Silvestro a la edad de 67 años. Es enterrado junto a María Luigia en un pequeño mausoleo que, aún se conserva en el Cementerio de La Merced.  La familia se dispersa, las propiedades se dividen y Antonio, se queda con La Palma, San José y La Garibaldi luego de un acuerdo con sus hermanos.

Año 1907, un joven y emprendedor Antonio contrae matrimonio con María Pía Del Vigo Mori. Contemos un poco la historia de María Pía, joven e ilustrada limeña, hija de inmigrantes genoveses. Ignacio Del Vigo, su padre es un militar italiano que viene al Perú atraído por sus promesas de desarrollo. En 1874 contrae matrimonio, estando ya en el Perú, con Manuela Mori.[/justify]

32755713
[justify]1878, son épocas de guerra, la cruenta Guerra del Pacífico se inicia, Ignacio a pesar de ser extranjero, toma partido por el Perú, su nueva patria. Se alista en el Ejército y llega a ser parte del Estado Mayor de Cáceres convirtiéndose en su correo secreto, llevando y trayendo información vital entre la Sierra Central y Lima.

1887, terminada la guerra nace María Pía, que sería su única y adorada hija. María Pía vive y se educa en el Rimac. Un día en la entradadel teatro para ver La Traviata, se encuentra con Antonio, el viajaba con frecuencia por negocios y principalmente para asistir a la temporada de opera. Casados ya, María Pía lo acompaña a La Merced donde forman una familia y ella lo ayuda a crecer en los negocios y la agricultura.

Viven en La Palma donde nacen sus hijos Luis, Manuela que fallece a la edad de 7 años, Manuela María y Milagros.  Son años de mucha felicidad y prosperidad. Antonio llega a ser Alcalde de La Merced. Todo marchaba bien. La guerra vuelve. Esta vez es el conflicto con Colombia. En San Ramos, localidad cercana a La Merced se instala una base aérea para aprovisionar a los combatientes en la frontera colombiana.

Nuevamente la familia se hace presente para, dentro de sus posibilidades, ayudar a su país. Antonio, dueño de uno de los pocos camiones en la zona, un memorable Ford T, trae provisiones desde Huancayo y Lima para ser enviadas en los aviones a la zona de guerra1943, son tiempos de gran tristeza, víctima del cáncer fallece María Pía a la edad de 56 años. Queda Antonio solo con sus tres jóvenes hijos. Sumido en la pena decide vender La Palma, lugar en el que fue tan feliz al lado de su amada esposa.

La familia se queda solo con La Garibaldi y San José, ambos predios por su cercanía a La Merced le permite a la familia vivir en la propiedad que tenían en la ciudad.Posteriormente en 1958, se empieza la construcción de la casa en San José donde se mudarían Antonio, Luis y Violeta su esposa y Milagros. Manuela María casada ya, vive en Lima con su familia, pero todos ellos pasaban largas temporadas en "La Casa Del Abuelo" en 1969, Antonio muere a la edad de 90 años.La propiedad se divide entre sus herederos y posteriormente en el año 1970, siendo alcalde el Sr. Ernesto Schultz se declara Pampa del Carmen como área de expansión urbana, obligando al cambio de uso de las tierras.

Nacen las Urbanizaciones San Antonio, María Pía y Paraíso desapareciendo la antigua Hacienda La Garibaldi. En propiedad de la familia solo queda como predio agrícola San José.

En el Año 2000 Carmen Brocq Tremolada, hija de Manuela María Tremolada y Juan Brocq, compra el predio agrícola a los herederos de Antonio, su abuelo. Inicialmente solo se realizan reparaciones de la vieja casa.

En 2005 Carmen, queriendo compartir la belleza del lugar, empieza a gestar la idea de hacer un hospedaje. Idea que es apoyada en su totalidad por su esposo, José Armando Hopkins. Juntos hacen realidad este sueño y el Lodge se inaugura en la Semana Santa de 2006. A partir de ese momento y gracias al trabajo incondicional de Lorena Brocq Tremolada, que desde el primer día, se hace cargo de la administración, el Lodge empieza su carrera de éxitos.

En 2011 junto con Marlene Iannacone , representante de marketing y ventas nace la idea de innovar el Lodge. Se forma un equipo multidisciplinario integrado por profesionales de AXIS - PUCP, Arquitectas Edith Meneses y Pilar Kukurelo y el Biologo Dr. José Iannacone con los que se inicia un proyecto para involucrar a las comunidades circundantes en los beneficios del turismo y crear dentro de las 43 hectáreas un gran parque ecológico, donde el fin es mostrar y conservar la gran biodiversidad de la Selva Central. Este proyecto se hace realidad gracias al aporte económico del Fundo San José Parque Ecológico & Lodge y al Fyncit, a través de fondos no reembolsables del Estado Peruano para la innovación.[/justify]